A la conquista del espacio

Rover Perseverance
El rover Perseverance en suelo marciano. Fuente: NASA.

Llegamos al año 2021, y muchos de nosotros hemos pensado que haríamos borrón y cuenta nueva: adiós crisis sanitaria, adiós problemas… Todo lo que nos agobió durante el 2020. Evidentemente, en los primeros días de enero pocas cosas cambiaron. Pero, para un planeta como el nuestro al que se le calculan unos millones de años, ¿que son un puñado de meses desastrosos en comparación con toda su trayectoria? Además, podríamos considerar, que durante este año no todo tendría que ser malo, ¡afortunadamente!

Los estudios, que se realizan fuera de nuestra atmósfera terrestre, también se vieron afectadas por la crisis en el 2020, como sucedió en muchas actividades. Algunas de las misiones, que pudieron llevarse a cabo fueron brillantes: como que SpaceX envió astronautas al espacio o que China trajo rocas lunares a la Tierra. Pero, desafortunadamente, otras cosas no sucedieron. Sin embargo, ¡lo bueno se hace esperar!

Marte a la vista

Empecemos con Marte, este planeta vecino, que siempre tanta expectación crea entre los terrícolas. Están previstas tres misiones espaciales muy relevantes en el «planeta rojo». Cada una impulsada por un país diferente: Estados Unidos, China y Emiratos Árabes Unidos. Con ellas, nuestra capacidad para estudiar lo que ocurre en tierras marcianas, significará un salto muy grande.

Mars Helicopter Ingenuity
Esta ilustración muestra el Mars Helicopter Ingenuity, durante un vuelo de prueba en Marte. Fuente: NASA.

A finales de julio de 2020, fue enviado el vehículo rover Perseverance de la NASA, un vehículo de seis ruedas y algo más de 1.000 kg de peso repleto de instrumentos con tecnología muy avanzada y cubierto de cámaras para no perder detalle alguno, aterrizando con éxito en la superficie marciana el 18 de febrero del 2021. Hasta hoy, ha recopilado imágenes y ha realizado recorridos por la geografía marciana, siguiendo los pasos de Sojourner, Spirit, Opportunity y Curiosity.

- Publicidad -

En los vehículos enviados se encuentran dispositivos para monitorear el clima marciano, un espectrómetro ultravioleta para escanear la superficie a escalas microscópicas y un radar, que penetra en el suelo. Pero el mejor sin dudas es Ingenuity, un diminuto helicóptero, que su misión principal, es planificar las rutas del vehículo Perseverance. Ya ha realizado cinco vuelos de prueba exitosos, siendo el último el 7 de mayo del 2021.

Por su parte, los Emirato Árabes Unidos, también lanzaron una misión a Marte llamada Al Amal o Hope en inglés, la cual consiste en una sonda espacial, con instrumentos científicos. La sonda ‘Hope’ es una nave espacial totalmente autónoma con tres instrumentos para medir la atmósfera de Marte. Pesa 1.350 kilos y ha sido diseñada y desarrollada por ingenieros del Centro Espacial Mohammed Bin Rashid en colaboración con socios académicos de distintas universidades estadounidenses.

Long March 5
El cohete chino Long March 5 llegó a Marte con la nave Tianwen-1, cargada con un rover y un orbitador, para analizarlo y explorarlo. Fuente: You Tube / CNSA.

Por último, mencionamos que, a finales de abril del presente año, el cohete Long March 5 de China llegó a nuestro planeta vecino con la nave Tianwen-1 cargada con un rover y un orbitador para analizarlo y explorarlo. La nave llegó al planeta rojo el 21 d febrero del 2021, mientras que el rover Zhu Rong aterrizó el 15 de mayo de 2021. Este rover, de unos 240 kilos, explorará la superficie de Marte gracias a sofisticadas herramientas como un instrumento de espectroscopia para analizar la composición del suelo, otro de medición meteorológica para conocer más sobre el clima marciano, un detector de campos magnéticos o un radar de penetración de suelo para obtener una imagen de unos 100 metros debajo de la superficie.

Esto es el comienzo de una larga travesía para la humanidad. Se evidencian avances científicos y tecnológicos, como los desarrollos por las empresas SpaceX y Blue Origin y  agencias espaciales como la NASA y EASA, los cuales hacen que el futuro de la navegación espacial será interesante, y quizás, hasta accesible para la gente en un futuro no muy lejano.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.