Curiosidades acerca de los estadios de Rusia 2018 (II)

    Riusia 2018
    Estadio Krestovski.
    Inversión exorbitante y otras novedades

    Primera parte | La construcción del Estadio Krestovski de San Petersburgo es la más costosa, ya que implicó una inversión de 1.100 millones de dólares estadounidenses. El complejo deportivo fue diseñado por el japonés Kishō Kurokawa, y tardó más de 10 años en ser construido, inaugurándose en abril de 2017. No obstante, es uno de los más modernos del mundo, con sistema de reconocimiento facial, cubierta superior y climatización. Esta última, garantiza una temperatura constante de 15 grados centígrados en su interior, incluso durante el invierno. Su apariencia externa es vanguardista, que semeja a la de una nave espacial de 80 metros de altura.

    El más extraño en su diseño es el Ekaterimburgo Arena, construido en 1957, que disponía de una capacidad de 27 mil espectadores, sin embargo, para cumplir con los requerimientos de la FIFA, su aforo debió ser aumentado hasta los 35 mil, y por ello, para solucionar el percance, los rusos construyeron dos tribunas externas adicionales, fuera de la estructura del estadio, lo que ha llamado la atención de la prensa mundial.

    - Publicidad -

    El único estadio mundialista fuera del territorio de la Federación Rusa es el Baltika Arena de Kailiningrado, ciudad que es enclave ruso en la Europa Oriental y por ende, se encuentra ubicada entre Lituania y Polonia, frente a las costas del Mar Báltico, del cual toma su nombre dicho escenario. Entre tanto, el Luzhnikí de Moscú, ostenta ser el de mayor capacidad, con 81 mil asientos disponibles.

    Un estadio de otro mundo

    El Cosmos Arena, en la ciudad de Samara, es el estadio con el diseño más vanguardista entre todos los escenarios mundialistas. Esta ciudad ha sido el centro más importante de la industria aeroespacial rusa, y por ese motivo, su forma no podría excluir la temática astronáutica. La apariencia externa del estadio es una figura semiesférica, que da la ilusión de ser una nave espacial estacionada sobre la ciudad. El diámetro del estadio, con 330 metros, es mayor que el de Luzhnikí de Moscú. Las gradas empinadas de 60 metros del nivel del suelo y su iluminación nocturna, que resaltan su apariencia majestuosa, son otras de las características de este monumental escenario deportivo.

    Dejar respuesta

    ¡Por favor, ingresa tu comentario!
    Por favor, ingresa tu nombre aquí

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.