El descubrimiento de un “planeta prohibido” se convierte en enigma científico

Interpretación artística del “planeta prohibido” en tránsito por delante de su estrella. Crédito de la imagen: Mark Garlick / Universidad de Warwick.

Un exoplaneta, es decir, que se encuentra fuera del Sistema Solar, ha sido descubierto por un equipo internacional, encabezado por científicos de la Universidad de Warwick (Inglaterra), en el Observatorio Europeo del Sur ubicado en el desierto de Atacama en Chile. La novedad más grande son las condiciones imposibles en las que sobrevive este astro, lo que lo ha hecho ganarse el apodo de “planeta prohibido”.

Una singular existencia

NGTS-4b es el nombre científico del planeta, que tiene tres veces el tamaño de la Tierra, y se encuentra de esta a una distancia de 920 años luz. Se localiza en una zona llamada Desierto Neptuniano. Denominado así por tratarse de un lugar muy cercano a una estrella, lo que ocasiona, que la radiación y las altas temperaturas, evaporen la atmósfera de planetas de tamaños similares al de Neptuno, hasta convertirlos solo en núcleos rocosos inertes. Lo inesperado del caso, es que el “planeta prohibido” ha logrado existir, pese a que, por su ubicación y dimensión, el calor debería haberlo desintegrado.

Los investigadores explican que en esas condiciones planetas del tamaño de Júpiter, es decir que sean muchos más grandes que NGTS-4b, si pueden mantenerse, debido a que su gravedad es mucho mayor y por eso pueden retener el gas de su atmósfera y no evaporarse. Para ilustrarles esto, Júpiter tiene un diámetro de 142.984 kilómetros, mientras que el de Neptuno es de 49.532 kilómetros.

Según la investigación, la temperatura reportada por el exoplaneta fue de 1.000 °C y orbita su estrella en tan solo 1,3 días.

 

“Este planeta debe ser duro. Está justo en la zona en la que no esperábamos que los planetas del tamaño de Neptuno pudieran sobrevivir. Es verdaderamente sorprendente que encontráramos un planeta en tránsito a través de una atenuación de estrellas en menos del 0.2% (…) Ahora estamos rastreando datos para ver si podemos ver más planetas en el Desierto de Neptuno, tal vez el desierto sea más verde de lo que se pensaba”.

Richard West, líder del equipo científico de la Universidad de Warwick.

Las posibles explicaciones del misterio

Para tratar de explicar la existencia del “planeta prohibido”, los científicos alegan que pudiera tratarse de un astro recién mudado al Desierto Neptuniano, en el último millón de años. También manejan la teoría de que el NGTS-4b haya sido más grande y su atmósfera esté en pleno proceso de evaporación.

Como dato curioso el apodo del descubrimiento estuvo inspirado en la película de ciencia ficción de 1956: Forbidden Planet. A nosotros, se nos ocurre otro nombre relacionado con la televisión, que solo entenderán los seguidores de la recién finalizada serie Game Of Thrones: planeta “Daenerys”, ya que al igual que la heredera Targaryen, este planeta sobrevive a las altas temperaturas.

Deja una respuesta:

Por favor, deja tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí