Avión supersónico silencioso de la NASA está cerca de tomar vuelo

Prototipo del X-59 QueSST. Crédito de la imagen: NASA.

Por años el hombre se ha empeñado en desarrollar aparatos que le permitan recorrer grandes distancias en pequeños periodos de tiempo, logrando crear autos, barcos y aviones que alcanzan velocidades impresionantes. A finales del 2019, la NASA (acrónimo en inglés de National Aeronautics and Space Administration) obtuvo la autorización para el ensamblaje final e integración de los sistemas del primer avión supersónico silencioso tripulado llamado “X-59 QueSST”, el cual pretende brindar los beneficios del vuelo supersónico (que supera la velocidad del sonido) sin uno de sus grandes problemas: el fuerte ruido.

La aeronave espera ser el primer avión supersónico que despega desde que el famoso Concorde lo hiciera por última vez en el año 2003. Recordemos que el Concorde fue un avión supersónico que realizó vuelos comerciales por 27 años aproximadamente, llegando a los destinos en la mitad del tiempo de los vuelos convencionales. Lamentablemente un accidente en el año 2000, sumado al alto costo de los boletos, promovió su retiro del mercado.

“X-59 QueSST”

Los trabajos del X-59 se realizan en la fábrica Skunk Works de Lockheed Martin Aeronautics Company en Palmdale, California, bajo un contrato de 247,5 millones de dólares de coste más incentivo. Luego de haber superado la revisión “Key Decision Point-D (KDP-D)” en diciembre de 2019, se tiene prevista una próxima reunión para finales de este año, cuando se espera la autorización para que en el 2021 se realice el primer vuelo.

- Publicidad -


Según los datos aportados por la NASA la aeronave podrá volar a una velocidad de crucero de mach 1.42 y elevarse hasta más allá de los 16.000 km generando un ruido similar al del cierre de la puerta de un automóvil o incluso ser totalmente silencioso. Esto será posible gracias a un diseño más estilizado, con un morro mucho más largo, una envergadura de las alas de 9 metros y la colocación de los motores en la parte superior del avión.

Es importante resaltar que las restricciones existentes actuales sólo permiten que los aviones supersónicos comerciales vuelen sobre el océano debido al estallido sónico que escuchan las personas en tierra. He aquí parte de la importancia de este proyecto de la NASA, el X-59 ensayará sus tecnologías supersónicas silenciosas sobrevolando comunidades seleccionadas de los Estados Unidos. Los datos compilados se presentarán a entes reguladores para que contribuyan a crear nuevas reglas.

“Con estas pruebas de vuelo, podremos proporcionar a los reguladores de todo el mundo los datos necesarios para ayudar a levantar las prohibiciones de vuelos supersónicos sobre tierra”.

 

Peter Coen, gerente del Programa de Tecnología Supersónica Comercial de la NASA.

Tendremos que esperar unos meses para ver como el X-59 contribuye al “despegue” de una nueva generación de vuelos supersónicos, porque siempre queremos más y ya hay quienes se adelantan a hablar de vuelos hipersónicos comerciales que irían de Bruselas a Sídney en solo 4 horas.

Deja una respuesta:

Por favor, deja tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.