La nueva era espacial

Astronáutica
Proyecto Virgin Galactic. Cortesía de Virgin.

En la actualidad, nos impresionamos con las innovaciones tecnológicas en muchos aspectos de nuestra vida.

Nuevos conceptos, que van desde vehículos eléctricos a aeronaves no tripuladas, desde sistemas alternativos de generación eléctrica hasta nuevos sistemas de telecomunicaciones. En ese marco, la industria aeroespacial también ha sufrido diversos cambios, que están determinando una evolución significativa. En parte, se debe a la gran inversión de muchas empresas interesados en este rubro, así como por el ingenio del ser humano, que nunca queda atrás.

Astronáutica
Prototipos S20 y B4, acoplados. Cortesía de SpaceX.

SpaceX a la vanguardia

Es evidente como los avances tecnológicos se ven de forma más que habitual. Y a muestra un botón: la NASA y empresas como SpaceX, Boeing, Blue Origin, Virgin, entre otras muchas entidades más, siguen compitiendo, realizando lanzamientos y desarrollos cada vez más significativos.

- Publicidad -

La empresa creada por el brillante Elon Musk, ya ha lanzado al espacio varias misiones con sus cohetes tripulados Falcon 9. También, siguen con el desarrollo de su más grande obra de naves tripuladas como lo es el caso del vehículo espacial Starship y su propulsor de 29 motores Super Heavy Starship, con el cual la empresa planea llegar al planeta Marte, dentro de unos años.

SpaceX y sus avances en la recuperación de cohetes propulsores, ha hecho que sea mucho más rentable, y lógicamente, más posibles los viajes tripulados y no tripulados al espacio.

Los proyectos Virgin

Otra empresa, que está realizando emprendimientos destacables en el campo aeroespacial, es la empresa Virgin. La misma, ha desarrollado varios proyectos como el Virgin Orbit, que consiste en un cohete lanzado desde un Boeing 747 y así una vez lanzado dirigirse a la estratosfera.

Es preciso mencionar el proyecto Virgin Galactic (véase la foto alusiva al inicio del artículo), el cual hace pocas semanas tuvo lugar su primer lanzamiento. Consiste en una aeronave donde pueden viajar de 5 a 6 pasajeros. Este vehículo está acoplado a una nave nodriza, que le dará la altitud e impulso inicial para lograr la salida al espacio exterior. Al respecto, el propósito de  la empresa es realizar vuelos frecuentes hacia el espacio para pasajeros, que no necesariamente tienen que ser astronautas o pilotos.

De estampa azul

Astronáutica
El New Shepard en aterrizaje vertical autónomo. Cortesía de Blue Origin.

Blue Origin es una empresa el cual su dueño es Jeff Bezos, propietario de la famosa empresa Amazon. Su prioridad con este proyecto es crear naves espaciales para orbitar el planeta Tierra, y en el futuro hacer vuelos a la Luna, y quizás, a planetas más lejanos. Posee un prototipo, el  New Shepard NS-17, con el que ha logrado varios vuelos exitosos.

Todos estos proyectos han dado cabida a numerosos lanzamientos, y han promovido los vuelos civiles al espacio. Esta realidad es trascendente en un proceso hacia la democratización de los vuelos espaciales.  No debemos dejar de considerar, que en un futuro no tan lejano, podamos decir: «nos vamos de vacaciones a Marte».

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.