Artemisa: el nuevo proyecto lunar de la NASA

Crédito de la imagen: NASA.

Cinco décadas han transcurrido desde que la inolvidable misión del Apolo 11 transportara, por primera vez en la historia, a los primeros hombres que alunizaron y pisaron la superficie de nuestro satélite natural. La propia Luna, que durante milenios había sido observada a la distancia por la humanidad, y a falta de la tecnología necesaria para llevar a cabo un viaje que parecía imposible, era finalmente visitada y descubierta por el ser humano.

El acontecimiento tuvo lugar ese inolvidable mes de julio de 1969, cuando Neil Armstrong y Edwin Aldrin, astronautas de la misión estadounidense Apolo, dieran ese ”pequeño paso para el hombre, y gran salto para la humanidad”, en palabras del mismo Armstrong.

Crédito de la imagen: NASA.
Artemisa llevará nuevos astronautas a la Luna

Las misiones Apolo de la NASA, que llevaron astronautas hasta la Luna fueron en total seis, y concluyeron con el viaje del Apolo 17, en diciembre de 1972, dado que los costos de cada viaje eran elevados y el gobierno estadounidense, por motivos políticos, fue perdiendo el interés por la continuidad de la exploración lunar.

Medio siglo después, frente a los notorios avances de países como China, que en años recientes se ha embarcado en misiones lunares exploratorias de gran escala, y con el objetivo de llevar cosmonautas al satélite terrestre en los próximos años, la NASA ha decidido no quedar relegada.

Con la aprobación del gobierno del presidente Donald Trump, dispuesto a invertir en la exploración espacial, se procede a reactivar un nuevo programa, encaminado en el envío de naves tripuladas con destino a la Luna. Dicho proyecto, ha sido bautizado con el nombre de Artemisa, que de acuerdo con la mitología griega, era la diosa de la caza, hija de Zeus y hermana gemela de Apolo.

Artemisa es un ambicioso programa, cuyo interés va más allá de la simple exploración lunar. Sus planes contemplan el lanzamiento de ocho cohetes, que transportarán las naves Orión hasta la superficie del satélite, así como la puesta en órbita lunar de una mini estación espacial (Gateway), que serviría de punto intermedio para los astronautas y acoplamiento para recarga de suministros.

La primera mujer en la Luna y una estación base permanente

La agencia espacial estadounidense estima, si los planes no se postergan, enviar su primera misión de exploración no tripulada, Artemisa 1, para el 2020. Posteriormente, se lanzaría la Artemisa 2, con astronautas a bordo para circunnavegar la órbita del satélite en 2022, y hacia el 2024, cuando la estación Gateway entre en funcionamiento, se completaría la primera gran misión de alunizaje, con dos astronautas, que pisarían suelo lunar, de los cuáles se espera, que entre ellos se lleve a la primera mujer cosmonauta en visitar la Luna.

Aunque por el momento el proyecto se encuentra en fase de diseño y evaluación, la NASA está buscando socios internacionales para la fabricación del módulo de alunizaje, y proyecta a futuro, que su principal objetivo sea el de establecer en la Luna una estación base y de observación, que permita la presencia permanente de astronautas en el satélite natural hacia el año 2028.

Deja una respuesta:

Por favor, deja tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí