Guacamayos de una especie en peligro de extinción son reintroducidos en Brasil

[fwduvp preset_id=”8″ playlist_id=”7″]
Un trascendente logro de Loro Parque Fundación

Santa Cruz de Tenerife, España. El guacamayo de Lear es una de las especies que Loro Parque Fundación ha logrado salvar de su inminente extinción gracias a la financiación de proyectos de conservación ‘in situ’ y ‘ex situ’.

Los seis ejemplares de guacamayo de Lear (Anodorhynchus leari) nacidos en las instalaciones de Loro Parque Fundación, fueron trasladados en agosto de 2018 a Brasil para su reinserción en el medio natural. Han logrado adaptarse a las duras condiciones de su hábitat en la Caatinga, y ya vuelan en libertad. Este proyecto es uno de los más importantes de la fundación, logrando que su categorización en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) haya pasado de “en peligro crítico” a “en peligro”.

La protección y la recuperación progresiva de esta especie ha sido un camino largo y de mucho trabajo, en el que destaca la labor ‘ex situ’ llevada a cabo por Loro Parque Fundación, a quien el Gobierno de Brasil transfirió dos parejas hace ya 13 años, en 2006, con el objetivo de que pudieran criar y salvar a una especie, que se encontraba en una situación similar a la del guacamayo de Spix, actualmente extinto en la naturaleza.

Los últimos seis individuos llegados a Brasil han pasado un período de adaptación en un gran aviario. Este último, se encuentra en su medio natural, con plantas propias de la ecología de la especie. Allí, los guacamayos de Lear se han familiarizado con los sonidos de la naturaleza y las condiciones de la zona, de la cual son originarios.

Las palmeras cercanas fueron provistas de grandes racimos de frutos de licuri para evitar, que tuvieran que hacer grandes esfuerzos en la búsqueda de alimento durante sus primeras experiencias en su hábitat natural. De esta manera, fueron saliendo gradualmente del recinto, encontrando condiciones muy similares, y sin necesidad de hacer largos desplazamientos.

Con este gran paso, el guacamayo de Lear alcanza uno de los ciclos más importantes en su recuperación. Su integración en el medio natural seguirá siendo monitorizada por los científicos brasileños, liderados por la bióloga Erica Pacífico, coordinadora general del proyecto de liberación. En coordinación con Loro Parque Fundación, seguirán atentos a la evolución del proceso.

Fuente: PRNewswire.

Deja una respuesta:

Por favor, deja tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.