Primera línea de autobuses 100% eléctricos en Canadá


 
Crédito de la imagen: Nova Bus.

Montreal, Quebec. En pocas semanas más, la línea 36 Monk de la Sociedad de Transporte de Montreal (STM) se convertirá en el primer recorrido de autobús totalmente eléctrico de Canadá, luego de dos años de pruebas. De acuerdo a los resultados de estas últimas, el riguroso invierno quebequense no será un obstáculo para la electrificación del transporte público.

- Publicidad -


Para permitir que los autobuses obtengan una carga eléctrica completa, se instalaron dos pantógrafos, uno en cada extremo del trayecto, o sea, en las estaciones de metro Angrignon y Square-Victoria (centro de la ciudad).

Experiencia altamente satisfactoria para los usuarios

De acuerdo a los planes de la STM, la línea 36 operará con siete autobuses eléctricos de carga rápida (5 minutos), los primeros en Canadá con “energía a bordo”, que excluye a los trolebuses equipados con catenarias.

Desde 2017, los tres autobuses eléctricos, ensamblados en la provincia por la compañía Nova Bus, han sido probados en la línea 36, ​​cuyo recorrido de 11 kilómetros es considerado como “típico” por la STM. La frecuencia de pasaje de cada autobús es de 30 minutos a una velocidad promedio de 18 kilómetros por hora. De ser necesario, cada vehículo cuenta con una autonomía suficiente para ir y volver sin recargar.

Cada pantógrafo requiere una fuente de alimentación de 600 voltios y debe tener una cámara eléctrica, que se utiliza, entre otras cosas, para convertir la corriente alterna en corriente continua.

Los autobuses eléctricos se comportan como autobuses convencionales, excepto que, a diferencia de estos, son silenciosos y no contaminan el aire. El frenado del motor se activa desde el momento en que el chofer suelta el acelerador, lo que permite recargar las baterías.

De acuerdo a una encuesta, encomendada por la STM, el 98% de los pasajeros manifestaron, que se sienten altamente satisfechos con la experiencia de viajar a bordo de estos vehículos.

Futuro “verde” en movilidad urbana

La electrificación de una línea en un sector densamente poblado ha sido un “gran desafío”, en opinión de los directivos de la STM, lo cual demuestra, que la electrificación del transporte público en Quebec es posible.

La experiencia de la línea 36 ha permitido realizar mejoras para contrarrestar la presencia de sal (utilizada para hacer transitables las vías de circulación con nieve o hielo), que creó problemas de contacto al recargar vehículos. Ahora la nieve y el hielo no son un problema, ya que las barras de contacto se calientan.

Paulatinamente, los autobuses eléctricos se multiplicarán en las calles de Montreal. La STM recibirá 30 nuevos vehículos a fines de año, y ha anunciado que, a partir de 2025, solo adquirirá vehículos eléctricos.

A diferencia de los siete autobuses de carga rápida en la línea 36 Monk, los próximos vehículos a sumar a la flota tendrán una carga lenta, que permitirá a la STM la opción de recarga fuera de los períodos de alto consumo de electricidad, lo que supone una reducción tarifaria.  La carga de los autobuses eléctricos se concentrará en los talleres de la sociedad de transporte público.

Características de los vehículos
  •  Cuentan con aire acondicionado.
  • Tienen dos espacios destinados para sillas de ruedas.
  • Están equipados con baterías Li-NMC de 440 kWh, que permiten una autonomía de aproximadamente 250 km.
  • Presencia de rieles en el techo para permitir la carga por conducción (carga lenta).
Fuentes: STM y Nova Bus.

Deja una respuesta:

Por favor, deja tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.