Amazonia: salvar al “pulmón del planeta” es posible

Foto: BI / InnovaMag.

La Amazonia, con sus casi 7 millones de kilómetros cuadrados, es la mayor región de bosque tropical del mundo, lo que le ha valido la denominación de “el pulmón del planeta” ya que sus ingresos y salidas de dióxido de carbono y oxígeno están equilibrados. Está ubicada en Suramérica y abarca nueve países: Brasil, Perú, Bolivia, Colombia, Venezuela, Ecuador, Guyana, Guayana Francesa y Surinam.

Según los científicos, la región amazónica también es una de las mayores reservas de biodiversidad del planeta. Su flora y fauna abarcan tantas especies que todavía se siguen haciendo hallazgos; hace días investigadores ecuatorianos descubrieron un nuevo tipo de rana: la Hyloscirtus hillisi, de la cual aún no se tienen muchos datos por lo reciente de su revelación.

Panorama complicado

La explotación forestal industrial, proyectos hidroeléctricos, la ganadería, la minería ilegal, entre otras acciones de la vida moderna han ocasionado que la superficie de ‘La Amazonía’ se reduzca hasta en un 20% en los últimos años. En Brasil, país que junto a Perú tiene el mayor porcentaje de bosque tropical, las leyes han facilitado la desprotección de estas áreas e impulsado el aumento de las actividades agrícolas.

De igual forma, estudios han comprobado la presencia de mercurio en los ríos Amazonas y Orinoco, lo que pone en riesgo la vida de especies como el delfín rosado, el cual ha sido declarado ‘En Peligro’, es decir que está próximo a su extinción, y como este cetáceo, muchos otros animales.

Respuestas favorables

Muchas son las organizaciones, fundaciones, empresas, individuos e instituciones educativas que se empeñan a diario en emprender proyectos y planes para salvaguardar al “pulmón del planeta”.

Evea, una empresa social de moda sostenible, es un buen ejemplo de iniciativas, que en favor del medio ambiente, lograron realizar la extracción sostenible del látex en los árboles de la selva amazónica peruana. Después de un proceso artesanal, el producto es convertido en láminas de caucho con las cuales se confeccionan suelas para calzados.

En Bolivia, un grupo de educadores se esmeran en rescatar los conocimientos de los pueblos indígenas para realizar pequeños proyectos con importantes resultados, como la producción ecológica y generación de energías renovables.

Foto: BI / InnovaMag.

La organización ambientalista Greenpeace recomienda que, para aportar nuestro granito de arena elijamos madera reciclada y reciclable, o al menos, madera de árboles ubicados localmente, que no afecten las áreas naturales. Es importante, que estemos consientes de la relevancia, que tiene ayudar a preservar la hermosa y vasta Amazonia.

Deja una respuesta:

Por favor, deja tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí